A Rafaela no le gusta el loro

La temo más que a un nublado, porque esta buena mujer, cuando llama, tiene por costumbre no dar puntada sin hilo y tratar de meter a este su amigo el cura en problemas no siempre de buena solución.

Tiene la teoría de que las comparaciones nunca son odiosas, sino que comparar es lo que nos permite entender mejor las cosas y aclarar lo que tantas veces parece imposible. Ya saben, eso de por qué aquí sí y allí no, y explícame las razones según las cuales las cosas son buenas o no dependiendo, porque a Rafaela eso de que dependa, sobre todo si es de caprichos u ocurrencias especialmente ocurrentes, nunca le ha terminado de encajar.

Costó retirar el vergel plastificado que ¿adornaba? la iglesita del pueblo. Florido pensil chino plástico que tanto expresaba la buena voluntad como el mal gusto del que no tenían la menor culpa. Las cosas tantas veces se hacen con la mejor de las intenciones y a la vez el mayor desconocimiento. Lo expliqué mil veces, lo comenté dos mil, expuse criterios del todo eclesiales, apuntalé con escritos de santos y obispos y, aunque a regañadientes, las flores artificiales fueron desapareciendo de aquel coqueto templo. Yo creo que hasta acabó dándome la razón, aunque solo un poquito…

Me ha llamado hoy a medio día. Al llegar a casa, después de tres misas de domingo y hoy procesión festiva en uno de ellos. Cuatro llamadas perdidas tenía. Mal negocio.

-  Oye, cura, ¿me puedes explicar una cosa?

-  Rafaela, primero se saluda, ¿cómo estás?

-  Estoy muy bien y tú también ¿verdad?

-  Pues sí… ¿Y se puede saber qué quieres que te explique?

-  A ver… Tú nos explicaste en su momento que en las cosas de la Iglesia todo debe ser natural, y por eso acabamos quitando las flores de plástico ¿verdad?

-  Verdad.

¿Y un loro de plástico no es artificial?

-   Sí, claro… Ay que me veo por dónde vas.

-   Así que yo no puedo poner flores de plástico en la iglesia del pueblo, pero en los jardines del Vaticano pueden colocar loros de cartón o de plastilina o lo que sea.

-   Mujer, que era una cosa con los indígenas.

-   Sí. Y con el papa, y prefiero no hablar. Y encima el lorito de plástico. Para que quede todo más selvático…

-   Rafaela…

-   Cura… Lorito de plástico. Encima cutre… ¿Cuándo te vienes a por unas rosquillas?

-   ¿De plástico?

-   Vete a hacer…

Let's block ads! (Why?)

11:56

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

SacerdotesCatolicos

{facebook#https://www.facebook.com/pg/sacerdotes.catolicos.evangelizando} {twitter#https://twitter.com/ofsmexico} {google-plus#https://plus.google.com/+SacerdotesCatolicos} {pinterest#} {youtube#https://www.youtube.com/channel/UCfnrkUkpqrCpGFluxeM6-LA} {instagram#}

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets