Sarmiento en sus fuentes (5-5). Conclusión

Algo más sobre la mujer y sobre los judíos

a. Sobre la mujer

El hombre que habría de regir los destinos del país, no podía gobernar ni sus propias pasiones. Veamos si no, lo que él mismo le escribe a Demetrio Rodríguez Peña en 1846, con treinta y cinco años, ante un encuentro con la veterana unitaria Mariquita Sánchez de Thompson:

“Nos hicimos amigos, tanto que una mañana, solos, sentados en un sofá, hablando, sentí (…), ¡Vamos, a cualquiera le puede suceder otro tanto!, me sorprendí víctima triste de una erección, tan porfiada que estaba a punto de interrumpirla y, no obstante sus 60 años, violarla. Felizmente entró alguien y me salvó de tamaño atentado”.

Todo un defensor de la dignidad de la mujer…

b. Sobre los judíos

Dado que no gozamos ni del tiempo ni del grado de impunidad del “gran sanjuanino”, apelaremos sólo a una de sus citas respecto del pueblo de Israel:

“El pueblo judío esparcido por toda la tierra ejerciendo la usura y acumulando millones, rechazando la patria en que nace y muere por un ideal que baña escasamente el Jordan y a la que no piensa volver jamás. Este sueño que se perpetúa hace 20 ó 30 siglos, pues viene desde el origen de la raza, continúa hasta hoy perturbando la economía de las sociedades en que viven, pero que no forman parte.

Y ahora mismo en la bárbara Rusia, como en la ilustrada Prusia se levanta un grito de repulsión contra este pueblo que se cree escogido y carece de sentimiento humano, el amor al prójimo, el apego a la tierra, el culto del heroísmo, de la virtud, de los grandes hechos donde quieran que se produzcan…

Hay que perseguir a la raza semítica, que con Cohen, Rostchild, Baring y todos los sindicatos judíos de Londres y de París, nos deja sin banca.

Y los judíos Joachim y Jacob, que pretenden dejarnos sin Patria, declarando a la nuestra, artículo de ropa vieja negociable y materia de industria.

¡Fuera la raza semítica! ¿O no tenemos tanto derecho como un alemán, un cualquiera, un polaco para hacer salir del país a estos gitanos bohemios, que han hecho del mundo su patria ?…”[a].

Entre los primeros catorce masones argentinos inscriptos en 1856 figura Domingo F. Sarmiento, iniciado en 1854 en la logia “Unión Fraternal” de Chile. En nuestro país, uno de los acontecimientos masónicos de mayor trascendencia fue sin duda la gran reunión de 1860, realizada en Buenos Aires donde se confirió el grado 33 al doctor Derqui, presidente de la República, a Mitre, gobernador de la provincia de Buenos Aires, a Sarmiento, su ministro de gobierno y a Urquiza, gobernador de Entre Ríos, entre otros[1].

Tan grande fue su importancia que el “gran sanjuanino” ocupará el cargo supremo de la logia desde 1882 a 1886.

¿Pero acaso desconocía que ésta estaba condenada por la Iglesia?

“No debo disimular que la Santa Sede se ha pronunciado en contra de estas sociedades, pero los pueblos y los go­biernos cristianos pueden diferir de opiniones con la Santa Sede sin dejar de ser apostólicos romanos”[2] –decía.

Pues bien, un pensamiento clásicamente liberal donde, la “libertad” y el “respeto irrestricto del proyecto de vida del tercero” son intocables… O al menos para él. ¿Y para el prójimo?

Sarmiento sabía ser “liberal a su manera” por ello no temía en condenar lo que se le antojara, siempre y cuando fuese de su utilidad.

“La experiencia de medio siglo de ensayos constitucionales ha rechazado como irrealizables y desnudas de todo fundamento las doctrinas de Rousseau y otros utopistas del siglo pasado”[3]. “La república, que apasionó a los franceses estaba desacreditada en 1810, porque los republicanos tenían encima la san­gre y los crímenes de la guillotina”[4].

A Mariano Moreno –sin vergüenza propia– lo apellida “el Dantón de 1810” y a Rivadavia “puritano, falto de sentido práctico”[5].

El 18 de mayo de 1885 dirá hipócritamente (mientras despreciaba al gauchaje), para separarse de la tiranía posterior a 1810:

“Fuimos fran­ceses con Rousseau y los revolucionarios de 1789 hasta que aquí como en Francia dieron aquellos árboles sus frutos amargos: la anarquía y las tiranías horribles en nombre de la libertad y del pueblo… En 1882 elevé a mi turno protesta en forma de separarme para siempre de todo contacto y atingencia con las ideas liberales de la Francia que se hablan mostrado sólo liberticidas produciendo tiranos militares”[6].

¡Él, que era partidario de la violencia sin remordimiento!

En El Nacional del 19 de junio de 1855 escribía: “Nuestro error está en haber copiado pésimos modelos y esos son los que nos ha dado la Francia con la revolución de 1789, el imperio, la restauración, la república y el socialismo”.

El mismo que, en 1856 abogaba por la libertad de prensa (“déjese a la prensa entregarse a sus propios instintos… La libertad de calumnia innoble y la injuria atroz campean”[7], estará en contra de la misma cuando se trate de atacarlo a él, clausurando los diarios.

Así lo señalaba el diario La Nación en 1876:

“Sarmiento es el defensor de la prensa amorda­zada. El será el único que tendrá derecho a ha­cer uso de la libertad de prensa, que maldice, para insultar a mansalva”[8].

Sobre el famoso sufragio universal, escribirá en 1857:

“Para ganarlas (las elecciones de ese año), nuestra base de opera­ciones ha consistido en la audacia y terror que, empleados hábilmente, han dado este resultado. Los gauchos que se resistieron a votar por nues­tros candidatos fueron puestos en el cepo o en­viados a las fronteras con los indios y quema­dos sus ranchos, perdiendo sus escasos bienes y hasta su mujer. Establecimos en varios puntos depósitos de armas y municiones, pusimos en cada parroquia cantones con gente armada, en­carcelamos a los complicados en una supuesta conspiración, y bandas de soldados armados re­corrían las calles acuchillando y persiguiendo a los opositores. Tal fue el terror que sembramos entre toda esa gente que el día 29 triunfamos sin oposición”[9]. “¿Ha habido frau­de electoral?” Y contesta: “Lo asombroso sería que no lo hubiere”[10].

*          *          *

Terminemos con quien empezamos. Decía el Padre Castellani que “no es un mal que en la Argentina haya habido traidores y traiciones; el mal está en hacer estatuas a los traidores y adorar las traiciones”.

Y esto es lo que hemos intentado expresar acerca de Sarmiento que, como tantos otros, son los “pro-hombres” de la historia nacional.

Un país que admira a los santos está intentando criarlos; pero un país que adora a los miserables, traza un destino de infame eternidad. Y de nuevo el Cura loco: “¡Ojalá estén en el cielo actualmente Sarmiento, Urquiza y Mitre!; pero en vida han sido puercos (…). Mejor es no creer en nada, ni en Cristo ni en Sarmiento, que creer a la vez en Cristo y en Sarmiento. Lo primero da un ateo; lo segundo, un católico mistongo”[11].

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

27 de Agosto de 2019


[a] En Somos Extranjeros, El Censor, 1886 y en El Diario, 5 de enero de 1888 (Cfr. Sarmiento, Condición del Extranjero en América, Librería La Facultad,, Bs As. 1928, 260-261 y 437).

[1] Cfr. Daliadiras, 171.

[2] Sarmiento, O.C., T. XXI, pp. 245-249.

[3] Daliadiras, 72.

[4] Sarmiento, O.C., Tomo XXXVII, 235.

[5] Sarmiento, O.C. Tomo XIV, 358; Tomo XXVII, 303; Tomo XLV, 337; 26 de junio de 1875.

[6] Sarmiento, O.C., Tomo XLVII, 196.

[7] Sarmiento, O.C., Tomo XXIV, pp. 107, 108.

[8] Diario La Nación, 18 de diciembre de 1876.

[9] Daliadiras, Algo más sobre Sarmiento, 77.

[10] Sarmiento, O.C., Tomo XXXIX, pp. 87-89.

[11] Cfr. P. Leonardo Castellani, “Esencia del Liberalismo”, Ed. Dictio, Biblioteca del Pensamiento Nacionalista Argentino, Vol. VIII, Buenos Aires, 1976, 146.


PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

– Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

Let's block ads! (Why?)

05:27

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

SacerdotesCatolicos

{facebook#https://www.facebook.com/pg/sacerdotes.catolicos.evangelizando} {twitter#https://twitter.com/ofsmexico} {google-plus#https://plus.google.com/+SacerdotesCatolicos} {pinterest#} {youtube#https://www.youtube.com/channel/UCfnrkUkpqrCpGFluxeM6-LA} {instagram#}

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets