Hasta el enemigo aplaude a Nadal

A mitad del primer set, Gael Monfils admitió la realidad. Superar a Rafael Nadal es muy difícil. El francés se involucró entonces en el espectáculo: golpes de torero, desafíos con la derecha a 190 kilómetros por hora, dejadas desganadas. Pero, sobre todo, aplausos y reverencias. 

No hay más opción cuando juegas contra un Nadal que, a pesar de estrenarse en el Mutua Madrid Open, ya domina la tierra madrileña como domó las de Barcelona y Montecarlo. Sin oposición a la vista. Una lección más que refleja la profesionalidad del tenista mallorquín. Su espíritu de sacrificio y superación para superar el par de lesiones que tuvo en los primeros meses del año para regresar a su mejor nivel en la temporada de tierra batida.

Juan Ramón Domínguez Palacios / http://anecdotasypoesias.blogspot.com.es

Let's block ads! (Why?)

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

SacerdotesCatolicos

{facebook#https://www.facebook.com/pg/sacerdotes.catolicos.evangelizando} {twitter#https://twitter.com/ofsmexico} {google-plus#https://plus.google.com/+SacerdotesCatolicos} {pinterest#} {youtube#https://www.youtube.com/channel/UCfnrkUkpqrCpGFluxeM6-LA} {instagram#}

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets